07/02/2017
AGUAS REGENERADAS PARA USO AGRÍCOLA
 

La agricultura es el sector productivo que más agua dulce consume en la actualidad en todo el mundo, por encima del 70% del consumo global. La utilización de fuentes alternativas no convencionales de agua, como son las aguas residuales, ayudará a la reducción de la demanda del recurso.

En la actualidad existen diversas tecnologías para tratar las aguas residuales, eliminando contaminantes y patógenos, que permiten dar un nuevo uso al agua de forma segura.

El grupo de Suelos y Agua de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, forma parte de un consorcio internacional que colabora en un proyecto de investigación cuyo objetivo es proporcionar prácticas de manejo de agua adaptadas a especies vegetales, calidad y características agro-ecológicas y sociales de diversas zonas de la Macaronesia evitando riesgos ambientales y sanitarios.

La investigación combina diversos tratamientos sencillos y de reducido consumo energético analizando la eficacia de la regeneración del agua. En primer lugar el agua residual atraviesa un sistema de percolación-infiltración y posteriormente se somete a un tratamiento de desinfección aplicando corriente eléctrica generada en placas solares.

El proyecto ADAPTaRES (Adaptación al cambio climático en la Macaronesia a través del uso eficiente del agua y su reutilización) está coordinado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y cuenta con la financiación del programa europeo Interreg MAC.

Fuente: Cabildo de Gran Canaria